Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por Dulces.placeres

Photo
Enviada por salomonnassar

Photo
Enviada por salomonnassar


Una mañana caliente

Click to this video!
Relato enviado por : Sereja el 07/02/2010. Lecturas: 5351

etiquetas relato Una mañana caliente Gay .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Después de leer tantos relatos en esta página y ver tantas películas porno, decidí probar una página para adultos para ligar personas. A mí siempre me han gustado los hombres, lo recuerdo desde que era un niño, pero en ese entonces no lo sabía. Ahora ya lo sé y decidí probar a mis treinta años lo que se siente tener sexo gay.


Relato
Después de leer tantos relatos en esta página y ver tantas películas porno, decidí probar una página para adultos para ligar personas. A mí siempre me han gustado los hombres, lo recuerdo desde que era un niño, pero en ese entonces no lo sabía. Ahora ya lo sé y decidí probar a mis treinta años lo que se siente tener sexo gay.

Puse mi perfil con fotos provocativas, principalmente de mi miembro erecto, y la respuesta fue inmediata, pero realmente pocos son los que querían continuar, pero me llamó la atención el perfil de un estudiante de veinte años. No sabía si iba a responderme o no, así que lo intenté y lo contacté. Accedió de muy buena a gana para conocernos, y sin más, concertamos una cita para reunirnos. Él me dio su celular y nos mandamos algunos mensajes y finalmente hablamos. Su voz me pareció agradable y sincera.

Lo invité el sábado a mi departamento, pero antes de pasar, nos quedamos de ver en un centro comercial, para ver primero si no era mala persona, o al menos si cumplía con los requisitos. Yo estaba nervioso porque no sabía lo que me iba a encontrar, tal vez era mentira, tal vez no, así que nos arriesgamos. Yo creo que por su cabeza pasaban los mismos pensamientos que los míos, pero al final, el querer tener un buen rato erótico era lo que ambos queríamos.

Finalmente llegué al centro comercial y frente al StarBucks estaba él ahí. Vestía un pantalón blanco y una playera café, era delgado, un poquito más alto que yo, bien formado, guapo, de pelo rizado pero no largo, moreno claro. Al verle sonreí, pues era todo lo que yo esperaba.

Inmediatamente hubo química y en dos segundos lo evalué y vi que era seguro tener una aventura con él. También me sonrió y nos saludamos, y al parecer también le causé buena impresión, pues soy delgado ya que procuro hacer ejercicio para conservarme en forma. Le pregunté si quería pasar a tomar un café o si ya íbamos directo a lo que deseábamos y me dijo que como yo quisiera.

¿Para qué darle vuelta a este asunto? Le dije que mejor fuéramos a mi apartamento. Caminamos unas cuadras y mientras íbamos platicando sobre lo que hacíamos. Él estudia Licenciatura en la UNAM y yo trabajo de asesor en empresas, me platicó un poco de él y yo un poco de mí. Realmente era muy agradable este muchacho y ya se me estaba parando mi pedazo. Entramos al departamento y lo guié directamente a la recámara y ahí comenzó todo.

Me dijo que había tenido pocas parejas, tanto hombres como mujeres y yo también le dije que solo había tenido una novia, lo cual era verdad.

-¿Cómo quieres empezar? - le pregunté.

-Pues no sé, con algún juego –me contestó, pero al ver el gesto que hice continuó-, o ya directo.

-Comencemos entonces.

Los dos estábamos vestidos y de pié, se acerca a mí abriendo su boca y yo abrí la mía para recibirle. Su beso que me dio fue hermoso, me abrazó y jugueteó con mi lengua y mis labios y me preguntó:

-¿Te gusta?

-Sí, mucho –le respondí.

Continuamos con el beso apasionado, sintiendo su calor y su aliento, hasta que metió sus manos debajo de mi playera y nos detuvimos. Ya nos queríamos desnudar. Tocó mi entrepierna y yo la suya.

-Mm, la tienes larga –me dijo al palpar mi pantalón.

Yo no le respondí, le ayudé a desabrochar mi pantalón de mezclilla y descubrió mi pedazo de carne y lo acarició con suavidad.

-La tienes grande y gruesa –me volvió a decir-, se ve deliciosa.

Yo me apresuré a desabrochar su pantalón para ver lo que él tenía preparado para mí, y al ver su aparato exclamé:

-Estás depilado…

Su pene en erección era muy bonito y bien cuidado, apuntaba hacia arriba y lo tomé con mi mano y se la empecé a jalar mientras él hacía lo mismo. No sé por qué en todas la películas y relatos hablan de enormes pollas y cuerpos perfectamente formados. Tal vez a mi nuevo amigo le pareció grande mi pene, pero es de 15 centímetros, y el suyo era más pequeño, tal vez de 12, pero no importaba, todo en él era hermoso, así que nos quitamos las playeras y nos quitamos los pantalones y hasta los calcetines. Nuevamente de pié nos besamos profusamente mientras jalábamos nuestros respectivos miembros.

-¿Tienes preservativos? –me preguntó.

-No, no tengo –le contesté-. ¿Qué hacemos? ¿Vamos a comprarlos?

-No, no creo necesitar. Siempre lo hago con condón.

Si era cierto o no, no lo sabré, pero no nos detuvimos. Se veía bien, sano, sin mal olor.

-Solo hay que cuidar de no terminar adentro –le dije como sugerencia.

Nos acostamos en la cama y continuamos besándonos. Me lamía el cuello, las orejas y con sus labios me acariciaba los míos. Nunca antes alguien me había besado así mientras con su mano me recorría todo mi aparato. Tal vez los hombres sabemos lo que nos gusta, y por eso teníamos gran destreza en propinarnos placer el uno al otro.

-Hagamos el 69 -le pedí a lo que accedió inmediatamente.

Me coloqué boca abajo y él tomó mi miembro y se metió el glande a la boca. Yo tomé su pene y me lo metí completo teniendo la vista de sus huevos y su ano. Eran hermosos, y su sabor, bueno, no tenía sabor, pero era como sentir su lengua, y él mientras se agasajaba con mi pene erecto.

Apenas podía metérselo, pero con un esfuerzo mayor lograba tragárselo y me acariciaba los testículos y las nalgas. Yo comencé a rodear su agujero y él también para darnos más placer. Estuvimos así como quince minutos, cuidando de no eyacular para no echar a perder estos momentos tan ardientes.

-Hagámoslo ya –le dije-, vamos a la regadera.

-Está bien –me contestó-, ahí es muy rico.

Nos dimos un beso más y entramos a la ducha. Nos untamos shampoo y hasta que hubo suficiente espuma nos continuamos besando, masturbando y acariciando nuestros agujeros para dilatarlos.

-¿Tú primero o yo? –le pregunté.

-Yo primero –me contestó-, quiero sentirte adentro.

No puse objeción aunque yo quería también ser penetrado por primera vez.

Puse mi cabeza en su entrada y me dijo:

-Despacio, que está grande y gruesa.

Poco a poco se le empecé a meter, pero como estábamos de pié me volvió a decir:

-Espera, mejor hincados, así entra mejor.

Nos hincamos y ahí teniéndolo de rodillas, con el agua caliente corriendo, se la empecé a meter poco a poco.

-Ah, duelo –exclamaba-, pero sigue.

Con cuidado seguí abriéndome paso en sus entrañas mientras lo masturbaba hasta que mi pubis chocó con sus nalgas. Finalmente la recibió toda adentro y con cuidado comencé a meterla y sacarla.

-Ah que rico –me seguía diciendo-, ya me estoy acostumbrando al tamaño.

Cuando sentía que ya me venían las ganas de eyacular, me detenía y proseguía después, pero le dije:

-Ahora te toca a ti.

Con gusto cambiamos posiciones y yo me arrodillé y me puse en cuatro y él me puso su pene atrás y comenzó a empujar. Podía sentir como entraba y cómo se metía, pero lo que más me gustaba era sus manos que se agasajaban con mi pedazo de carne. No dejaba de jalármela y metérmela por detrás. No dolía, era más bien placentero, y dejé que continuara hasta que se cansó y cambiamos posiciones nuevamente. Se la metí otra vez ya que me lo pedía y al parecer le gustaba cada vez más a él y a mí.

Cuidé de no eyacular, y cuando ya sentía que se me venía, la saqué y nos pusimos de pie para besarnos y masturbarnos mutuamente. A mí eso es lo que más me deleitaba, sentir su lengua y su cuerpo, para al final entregar nuestra carga de esperma. Él se vino primero y yo un minuto después en chorros incontrolables.

Es increíble lo mucho que lo disfrutamos, debió haber sido como una hora, así que nos enjuagamos y secamos para al final vestirnos. Los dos nos sonreíamos y me dijo:

-Ni siquiera me dijiste tu nombre.

-Es cierto –le contesté-, tampoco te pregunté el tuyo.

-Soy Marco –me dijo y le contesté-. Soy Arturo.

Al final siento que fui muy frío con él, toda mi calentura se me bajó con la última eyaculación y a medio día nos despedimos. Pudimos haber pasado más tiempo juntos, pero tenía compromiso en la tarde, así que ni modo, guardaríamos nuestras energías para otra ocasión. Quedé impregnado de su olor, el cual no era desagradable, y la sensación en la boca y su aliento me duraron dos días, espero volver a hacerlo con Marco, fue muy agradable este muchacho.

Otros relatos eroticos Gay

mi padre borracho

Categoria: Gay
Abuse de mi padre borracho … ese día estábamos solos y no pude resistir ver ese cuerpo desnudo que solo pedía ser poseído .
Relato erótico enviado por super8 el 30 de June de 2010 a las 23:10:32 - Relato porno leído 215733 veces

me desvirgo mi primo

Categoria: Gay
Me desvirgó mi primo y amigo del alma
Relato erótico enviado por jorgegu el 01 de February de 2009 a las 19:00:00 - Relato porno leído 186903 veces
CON LA EXCUSA DE RODAR UNA PELICULA PORNO, ME ABRIERON EL ANO EN CANAL, AUNQUE ....... .
Relato erótico enviado por Anonymous el 04 de June de 2008 a las 00:00:00 - Relato porno leído 124903 veces

una desvirgada gay

Categoria: Gay
Entramos al cuarto y empezó todo, él me tomó por detrás y empezó a tocar mis nalgas y me susurraba cosas al oído: ¡eres una puta q aprenderá de mí!, ¡eres mi perra! Y yo se lo confirmaba le dije q seria su perra, el me volteo y quedamos frente a frente, y acercó su boca a la mía, pero mas q besarme su lengua paseaba por mi boca.
Relato erótico enviado por Putitacachonda el 29 de December de 2009 a las 23:34:17 - Relato porno leído 101741 veces

violaciones iii

Categoria: Gay
Aventuras en Paris
Jesús y Pablo marcharon a Paris para poder vender el video. Dejaron a sus tres amigos en una casa que habían alquilado en un pueblo muy pequeño en Huesca. Los dos habían quedado con Pierre, un ejecutivo muy interesado en esta clase de material.
Relato erótico enviado por mena55 el 24 de August de 2008 a las 13:55:00 - Relato porno leído 81037 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Una mañana caliente'
Si te ha gustado Una mañana caliente vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Una mañana caliente. Sereja te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Una mañana caliente.
Vota el relato el relato "Una mañana caliente" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 2
votos: 1

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


relato follando con mi hermana casadafotos en bombacha despus de cojersuegrras putas son pilladas y chantajiadas relatos y videosmadura casada de grandes tetas relato porno 2018Relatos filia de mama y hermanas con la berga gruesa rranchorelatos de cholitas bolivianasme he cogido a una madura que conoci en un bar relatos eroticosrelatos xxx pornos aaaah aaah ooohRelatoseroticoshijosmi suegra me convirtio en swinger relato porno mujeraxilaspeludas Mamá y hermana traviesas 3Nunca pense en darle mi virjinidad a papa relatos herotikosgangbang a mi esposa Timida relatosRelatoporno doña chela vRelatodesexoanalBulto verga albañil obra borrachos erectovideos.porno.cojiendo.amiaguela.en.elmercadodescubriendo la puta en mi madre 2buscador de relatos eroticos sra diana con el enemigo de mi esposorelato cholitas bolivianasLactofiliarelatoRelatos porno mi cuñada la puriitanaporno relatos. a mi esposa chantajean por andarDesvirgue a mi compañera de trabajolos leggins de mi nuerA relatosver porno acarisiando vergas sacando lecheel chavo del 8 xxx cap 6Relatos porno mi mujer emputecida por otro machorelatos eróticos madre se coje a su amigo de su hijo y el hijo los vio y le dice que le va abisar al padre xxxsexo relatos d trios en peru hyorelatos con suegras de borrachera-ahhhh papi que riiiiiico ahhhhhh papi,Ver fotos eroticas de incesto de cu?ados y cu?adasrebelde bueyrelatos porno de mi madre es una tímida y sumisarelato cholitas bolivianascornudo miron como ser xxx relatosrelato erotico chiquilla y sus colitasRelato erotico lesbiana tapon analle rompi el culo a mi madre tetona relatoscogida en las caballerizas xxx gay relatosmi amor culeame relatoguichito porno relatorelatos pornos de mujeres casadas infieles con pendejos en argentinarelatos eroticos confusion de noviasesposa adúltera lactando relató porno con fotosrelatos eroticos rica puchitarelatos eroticos ah ah ah sirelatos porno el tendero me estrenó el culoRelato la mujer del jefe le pica el culorelatos etoticos. el de la tienda acosa ami hijarelatos ereticos de mi hermanita le gusta hacerse mascarilla con mi semendame el pollon en mi culorelato casadaver relatos de gavriela unamejer adorablerelatos eroticos mis nuevos vecinosrelato erotico violada en el metroabuela gordita con grandes pechos relato eroticorelatos eroticos de maridos cornudos afeminadossexirelato erotico com mis ias i mi merrelato erotico mi madre me dice culeame culeame ricorelatos eróticos de mujeres bolivianas xxxnadando juntos desnudos relatoMe vine en su boca de mi tíarelatosxxx historias reales depravadas y muy ardientesdeseaba ver a mi señora violada y decidi dormirla con somniferos para que mi amigo la viole dormida relatos fantasiasmi esposa me conto como follabarelatos eroticos estoy sin cuidarmerelatos el diario de un joven salido 6RelAtoseroticoshijasrelatos de me coji a recien.casadaporno relatos gay .me gusta tu lindo culitoVaginas recien saliendo vello pubico relatos pornoBiberon de esperma relatosrelatos eroticos de mujeres punteadas en la salaporno relatos. a mi esposa chantajean por andarporno relatos. a mi esposa chantajean por andarRelatos calientes en hoteles de valencia Venezuelarelatos eroticos gay lapiz labialmi abuelo me estreno y me hizo mujercito 2finjo estar dormida por un somnifero para que el anigo de mi espiso me viole dormida relatos