Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por Dulces.placeres

Photo
Enviada por salomonnassar

Photo
Enviada por salomonnassar


De nuevo en la cárcel de mujeres....

Click to this video!
Relato enviado por : charly_bo el 01/06/2017. Lecturas: 1612

etiquetas relato De nuevo en la cárcel de mujeres.... Trabajo .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Al entrar en la celda, intercambiamos unas miradas profundas y quedé absorto. A la otra reclusa, prácticamente ni la miré.
-“Buenos días señoritas. Ya nos presentaron, pero estoy volviendo de nuevo como parte de revisiones sorpresa que tendremos con el fin de precautelar el ingreso de cualquier sustancia ilícita y de objetos no permitidos”...

...-“Claro que sí. Señoritas, eso ha sido todo, me alegra que estén conviviendo dentro de lo correcto. A propósito, díganme sus nombres por favor”.
-“Jessica”. -Dijo la reclusa que no me interesó-
-“Ivette. Para servirle”. -Dijo la que me encantó”.



Relato
En mi anterior relato conté cómo en mi designación por castigo como guardia de una prisión de mujeres, la sub gobernadora me obligó a que me vuelva su amante y la coja siempre que le dé la gana; además de las insinuaciones de algunas reclusas que también querían ser poseídas por mí. Luego de poseer a Gloria, la mayor de policía, subgobernadora de la penitenciaría; me entraron ganas de sacar partida de las mujeres que se me ofrecieron, al menos de aquellas que en el conflicto reciente del baño, me permitieron verlas desnudas. Al día siguiente de la primera “sesión” con Gloria, le pregunté a Gustavo sobre las mejores mujeres del lugar.
- “Hay de todo, como te dije. Hay una centroamericana que al parecer atraparon con documentos falsos por narcotráfico, en los mismos decía que tiene más de 18, pero si la ves, parece de 15. Es muy linda, algo agresiva, pero con todo bueno”.
-“No me vendrás con que te la comes”.
-“Para nada, es huraña como dije y como que es algo complicado acercarse”.
-“Vamos inmediatamente a su celda”.
Ordené a Gustavo que vayamos con dos celadoras a la celda de la recién descrita reclusa. Al llegar, la encontramos contra la pared, sentada en la cama. Su compañera de celda, en la cama de abajo, leyendo una revista.
-“¡Contra la pared. Revisión por el comandante de guardia!”. -Exclamó una de las celadoras.
Ahí la pude ver bien, tenía la cara de niña, pero que cuerpazo se gastaba. Al entrar en la celda, intercambiamos unas miradas profundas y quedé absorto. A la otra reclusa, prácticamente ni la miré.
-“Buenos días señoritas. Ya nos presentaron, pero estoy volviendo de nuevo como parte de revisiones sorpresa que tendremos con el fin de precautelar el ingreso de cualquier sustancia ilícita y de objetos no permitidos”.
En ese momento, Gustavo con una de las celadoras se pusieron a revisar las pertenencias de las reclusas. Mi amigo, con las instrucciones dadas con antelación, abrió la maleta de la que nos interesaba y puso, su ropa interior especialmente, sobre la cama. Me sorprendió la cantidad de lencería que tenía, pero me la imaginaba usándola y estuve a punto de tener una erección.
Al terminar la revisión, se acercó y me dijo:
-“Espero señor comandante que haya quedado satisfecho”. -Con un tono y una mirada, que no hizo más que aumentar el deseo por ella.
-“Claro que sí. Señoritas, eso ha sido todo, me alegra que estén conviviendo dentro de lo correcto. A propósito, díganme sus nombres por favor”.
-“Jessica”. -Dijo la reclusa que no me interesó-
-“Ivette. Para servirle”. -Dijo la que me encantó”.
Salimos del lugar y me llevé a Gustavo a mi oficina.
-“Que mujerón brother. Definitivamente está divina”.
-“Te lo dije. Es de las más lindas, más por esa carita de niña y cuerpo de re mujer”.
Al quedarme solo; no me podía quitar de la cabeza la idea de cómo hacer para estar a solas con ella y poder consumar mis intenciones. Me la imaginaba con la lencería que miré que tenía, toda linda. No pude evitar tener la erección, pero no podía pajearme. Debía poseer esa mujer.
Al terminar la tarde, estábamos jugando cartas con Gustavo, uno de nuestros pasatiempos favoritos en toda mi estancia en el lugar.
-“Las reclusas rotan por diferentes áreas. Cocina, lavandería, biblioteca, trabajos manuales. Algunas pasan clases, aunque no creas, Es precisamente cuando están en esos rotes, que se arregla todo para los encuentros sexuales”. -Me explicó Gustavo.
-“Hoy por ejemplo. Una de las que te tiene ganas, está en la lavandería. Bajamos los dos, les digo a las celadoras que se retiren, entramos a cerciorarnos que esté sola; o si no lo está, mandamos salir a quien esté con ella; me pongo en la puerta como el guardia asignado y te quedas tú dentro con su compañía”.
Hicimos todo como lo explicó Gustavo. Llegamos al lugar y me quedé a solas con Ivana; una mujer de unos 28 años, que tenía buenas tetas y buenas caderas. Ni bien se cerró la puerta, con Gustavo vigilando del otro lado, me hizo retroceder contra la pared, se agachó y como estrella porno, me sacó la verga y me la empezó a mamar. Lo hizo con destreza y pronto la tuve dura y empezando a darme placer. La tomé de la cabeza mientras me pasaba la lengua y me succionaba. Luego se apartó un poco y se quitó el uniforme, dejándolo caer y quedando con ropa interior. Que vista más buena, tenía, como dije, excelentes tetas. Su lencería no era tan nueva, pero se la quitó y quedó completamente desnuda. Volvió a agachase y a seguir chupándomela. Hasta que estaba a punto de estallar.
-“Creo que voy a terminar”…-Pude decir con vistas a tener mi orgasmo por la felación.
Ivana no hizo caso, hasta que solté los chorros de mi semen. Ella no los tragó, pero se hizo vaciar en los senos. Estuvo de lujo.
Se levantó y viéndome a los ojos, me dijo:
-“¿Te gustó papuchón?”
No le respondí, creo que en mi cara se notaba que me encantó el polvo.
Luego de incorporarse, se puso el uniforme sin la ropa interior. Encendió un cigarro. Yo me limpié y me cerré por mientras el cierre del pantalón.
-“Eres el más lindo que vino aquí desde que llegué. ¿Qué vientos te trajeron primor?”.
-“Pues digamos que no me porté muy bien en la academia y me enviaron”.
-“Guauuu. Aparte de lindo, travieso.”
Se acercó y me dijo al oído:
-“Sabes, estoy segura que más de una va querer que le des con tu rica verga. Así que no quiero desaprovechar mi turno”.
Una vez más se arrodilló y sacó mi verga. La empezó de nuevo a mamar deliciosamente hasta que tuve otra erección.
Se desnudó de nuevo y vino a besarme en la boca; la correspondí y la tomé de sus enormes tetas. Empecé a besarle el cuello, mientras me tomaba el duro falo.
-“La quiero dentro papucho. Por favor penétrame con esa delicia”.
Me bajé bien el pantalón y el calzoncillo; me forré con un condón. La acomodé encima de una de las mesas, semisentada con las piernas abiertas; le mamé sus tetas un rato, hasta que me aparté, le puse el glande en su entrada… Y se la metí de una.
-“¡Mierda, que rico!”… -Gritó Ivana.
Lo cierto es que yo también lo sentí rico. La vagina de esa mujer hervía. Estuvimos con el mete saca unos minutos, ella gimió como loca, terminó no sé cuántas veces; hasta que vacié toda mi leche en el condón.
Me aparté, me limpié, por alguna razón le dije “gracias”, me disponía a salir, y me dijo:
-“A ti gracias muñeco. Ojalá me vuelvas a coger. Estaré para ti siempre que quieras”.
Toqué la puerta, Gustavo me abrió. Estaba escuchando música.
-“Se oyó que fue intenso”.-Me dijo con una sonrisa-
-“Si nomás hermano. Estuvo buena”.
-“Ella es la primera. Vas a ver luego que degustes de todas las que quieren abrirte las piernas”.
No salía de mi cabeza el poseer a Ivette. Tenía que sí o sí lograrlo.
Al día siguiente me vi obligado a acatar la orden de la subgobernadora de meterle su polvo en su oficina. Fue de mala gana, pero tuve no más que aparentar disfrutarlo para no tener problemas.
A la otra mañana viene Gustavo.
-“Hoy le toca biblioteca a Ivette. Ya debe estar ahí”.
-“¿Enserio?”
-“Sí. Es ahora o nunca. Como siempre yo cerraré la puerta. Hay una habitación detrás de la sala de lectura. Ahí debes hacerlo”.
Me emocionó el hecho y nos fuimos a la biblioteca. Entramos, no había nadie en la sala de lectura y al fondo, en el cuarto de libros, estaba ella. Con unos lentes bien lindos, que por cierto no sabía que usaba.
-“Buenos días”.-Le dije, entrando”
-“Buenos días”. -Respondió con una sonrisa-
Se escuchó la puerta cerrarse, Gustavo estaba haciendo su trabajo.
-“Bueno. Si su subalterno cerró la puerta, no creo que sea porque quiere charlas solamente”.-Dijo en tono picaresco.
-“Pues adivinas bien”.
-“Mira. Llevo 2 años aquí. Solamente me visitó mi madre y mi hermana dos veces. Así que no he probado hombre en todo este tiempo”.
-“Y eso, ¿a qué va?”.
-“A que estoy desesperada”.
Es ese momento se abalanzó sobre mí hasta casi hacerme caer, me comenzó a besar con real desesperación. Me comenzó a quitar el uniforme.
-“No vale romper la ropa, porque se termina todo”.-Atiné a decir-
Ella comenzó a hacerlo más despacio, pero sin perder la prisa.
En eso, yo también me puse manos a la obra. La comencé a desvestir, a despojarla del uniforme; ansiaba verla en lencería. Cuando cayó su uniforme y quedó en brasier y tanga….
Oooooo mi Dios, que espectáculo. Era realmente una mujer hermosa, la seguí besando. Le saqué el basier, le empecé a amasar las tetas, se las chupé, le metí mano a la concha, que ya estaba húmeda. Ella me despojó del calzoncillo y tomó mi dura verga con las manos, quitó unos libros de la mesa y se recostó con las piernas abiertas.
-“Vamos mi amor, métemela. Profunda. La necesito por favor, métemela”.
A penas pude sacar el condón y forrar mi ya húmeda verga. La puse en su vulva y se la hundí de una.
Ella gimió fuerte por el placer y yo empecé a meter y sacar cada vez más rápido. Ella gemía y gemía, gritaba, lloraba y yo me deleitaba con su caliente concha hasta que ya no aguanté y vacié mi semen en el condón.
Ambos quedamos empapados de sudor y exhaustos. Fue intenso el polvo.
-“Muñeca eres divina”.
-“Tú también mi amor. Por favor, tómame cuando quieras”.
Fui al baño que había ahí. Me lavé, me vestí y salí más que satisfecho. Deseaba a esa mujer realmente.
Gustavo arregló muchos más encuentros sexuales. Tenía hasta casi 20 encuentros sexuales a la semana. Exageré un poco. De paso por cumplir órdenes tenía que hacerlo con la sub gobernadora. Pero estuvo lindo. Con Ivette lo hicimos muchas veces en montón de posiciones y lugares. Le hice hacer prueba del VIH y de otras enfermedades; al salir negativas, le mandé utilizar píldoras anticonceptivas y nos deleitábamos del sexo mucho más al llenarle la vagina de mi semen ardiente, fruto del placer de poseerla.
Hubo orgías y otros desenfrenos que tal vez cuente en otro relato.




Otros relatos eroticos Trabajo

era en uncasting para buscar secretaria
Relato erótico enviado por Anonymous el 05 de January de 2009 a las 14:17:21 - Relato porno leído 47876 veces

la sirvienta de tia emma

Categoria: Trabajo
Una sirvienta muy servicial
Relato erótico enviado por king35sw el 26 de January de 2010 a las 21:58:54 - Relato porno leído 26031 veces
tenia 30 años cuando trabajaba en hospital coincidi una cchica de 20 años hacia un mes mas o menos habia casado eso dato me valio pues mi polla se calento que estuvimos hablando cosa sin importacia hasta que ella saco el tema del sexo pregunto si tenia pareja le dije que no me dijo chico como yo parecia atractivo no la tenia a medida que iva hablando me iva yo acercando a ella cuando quiso darse cuenta yo ersta ya tocandole una teta ella dio cuenta me dio un beso y yo correspondi con un morreo mientras iva abrendo su blusa i se la quitaba ella perdio en tuiempo me solto el cinturon y bajo el pantalon se agacho me saco la polla penzo hacerme una mamada hastaponermla biewn tiesa yo pensaba en otra cosas que fllarme su coñito la desnude cintura para abjo me agache comi coñito hasta que se corrio en mi boca me pedia mas entonces me incorpore entre sus piernas y puse en su entrada de su coñito se la hunidi hasta los cojones empece a moverme suave de atras a lante cuando llevaba un tiempo metiendosela ella se empezo a correr yo estaba casi cerca de hacerlo se lo dije iva ella dejo correte dentro quiero quedarme embafraza q
Relato erótico enviado por Anonymous el 23 de May de 2011 a las 16:47:08 - Relato porno leído 25422 veces

Hace poco en la empresa en la que trabajo, pase por una experiencia entre extremadamente loca por una parte, mientras que por la otra bien gratificante.
Relato erótico enviado por narrador el 23 de June de 2011 a las 16:32:14 - Relato porno leído 21063 veces
SENTIA CLARAMENTE SU TROZO DENTRO DE MI,SU SUDOR SE MEZCLABA CON EL MIO,PERO SU AROMA DE MACHO,ME EXCITABA MAS Y MAS......
Relato erótico enviado por FIERRO el 11 de October de 2009 a las 14:38:53 - Relato porno leído 19139 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'De nuevo en la cárcel de mujeres....'
Si te ha gustado De nuevo en la cárcel de mujeres.... vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar De nuevo en la cárcel de mujeres..... charly_bo te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato De nuevo en la cárcel de mujeres.....
Vota el relato el relato "De nuevo en la cárcel de mujeres...." o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 0
votos: 0

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


porno relatps no consentido paga deudas de esposoRelato porno. Cucaracha para el padre culito para el hijo primera parteRelatos de mujeres lactando y sodomisadaslas medias blancas de mi mama y sus vestidos transparentes relatosmasaje a hombre hetero y agarrandole la vergarelato erotico de chica de 13 gritado cojemeconoci un vergon relatosrelatos de ensesto con cholasimajenes porno anal abocaribael relato de sorayitaabuelo hazme el amor relatopor tonto fui cornudoQue vajina mas rica bbulba exitadarelato erotico madre puta con amiguitomamá se puso unos mayones relatoscolegialas.vecinas13relatos porno de bebita comete estorelatos de incesto tio quiero ser tuyaporno relatos. a mi esposa chantajean por andarporno coм мι тιa gordacuentos eroticos de primos que tocan primasrelatos Pulga53relatos porno me orinal humano relatos porno de gay con culo perfectoRelatos las pantaletitas de mi hijaVenus porno le hago una rica mamada a mi hijo cuentos eroticosle pedi a mi esposa que se emborrachan para cogerla entre variosRelato erotico lesbiana tapon analrelato me cogi a mi comafre sandraemputeci a mi hijaMi odioso vecinito 10relatos anal ala ami mama gorda de 80 añosRelatos gay tortura electricami viejito de 60 me rompe el culo relatosSin planearlo me cogi a una cholita y a mi vecinita a la fuerzarelatos el taller de don braulioRelato mi hermana sedejo culiar pormi tiome calente con el pajero de mi sobrinohistorias ahijadas putitasrelatos eroticos super calientes de mujeres infieles cunckold 2017relatos el direntor se coje amamaRelato me desvirgo el panaderoDescargar video porno por el culo a las vecina me entra cocinavanEl conserje cogelon relatosrelatos eroticos bien chingones de abuelas incestuosasMe exita mi papa amor filialrelatos mi tia mariarelatos mi madre se emborracha desvirgue su culo gritarelatos eroticos con nenitassimple verano relatos pornrelatos eroticos asi hijo cogeme metemela todaTop relato xxx caliente cogeme mmm rico soy tuya papi aaaahhh siiRelatos porno la señora del campo de pollerarelatos eroticos enputeciendo ala mujer del vacino meviolaronlosalbanilesrelatos eroticos no me hagas esto soy casadarelatos eroticos a mi novia del cole le gusta que le mame las teticasmujeres rosadas del c*** relatos pornomi prima kim 5.5eliterelatosmi chaparrita de mi compadre Julioamamantando a mi hijo y a su amiguito relatorelatos porno soy casada 45 año el jardinero me rompe el culomi hijo paralitico no preño a mi nuera lo hice yo relatos heroticosrelatos eroticos tremendole alquilamos una habitacion en nuestra casa relatos pornome desvirgo mi perro relatos e imagenesRelato erotico d yerno se coge aa su suegraxxx monja putas con primo relatorelatos de mujeres follando con sus sobrinos hijos de sus Cu0Š9ados mis tres hermanas y yo en la carretera 2parterelatos de incesto madres bailando emputecidasRelatos me cojio bien sabroso el papasito bello de mi hermano en la casa gayrelato me desgarrorelatos eroticos vi como le destrosaban el culo a mi hija